Editorial Médica Panamericana: Libros de medicina

Curso de Bacteriología Clínica para los Laboratorios

Regresa clases con 25% en libros, eBooks y cursos online del 7 de agosto al 18 de septiembre + envío GRATIS para México en pedidos mayores a 499.00 MXN*

Universidad Francisco de Vitoria

- Formulario de consulta -

Margaret Ordóñez Smith de Danies Curso de Bacteriología Clínica para los Laboratorios

Esta obra estandariza y da a conocer nuevas técnicas rápidas y sencillas para obtener resultados confiables y oportunos en los tratamientos para las infecciones. También, sirve de apoyo a los laboratorios de bacteriología clínica sistematizada o manual.

  • Duración: 12 semanas
  • Nº horas lectivas: 50
  • Periodo de matrícula: Hasta 11/09/2017
  • Fecha de inicio: 11/09/2017
  • Fecha de finalización: 03/12/2017
  • Precio Libro + Eval. Online:144 USD (108 USD)
  • Precio Ebook + Eval. Online:142 USD (106,50 USD)
  • Precio Eval. Online:120 USD
    (90USD)
  • Ver más cursos de Laboratorio - Análisis Clínicos
  • Libros Acreditados Universidad Anáhuac

Autor

bacteriologia clinica para los laboratorios

En las enfermedades infecciosas, el laboratorio de bacteriología clínica da un gran apoyo diagnóstico al cuerpo médico, bien sea al inicio de la afección o durante su tratamiento antimicrobiano. Las guías que constituyen este libro van dirigidas a todo profesional encargado de las infecciones del paciente; por ello, están diseñadas para satisfacer las necesidades de aprendizaje de médicos, microbiólogos, bacteriólogos, odontólogos, laboratoristas clínicos, enfermeros, fisioterapeutas respiratorios, biólogos y salubristas de salud ocupacional, entre otros.

Una buena calidad en la atención al paciente en los hospitales y un eficaz tratamiento de los antimicrobianos, beneficiará a la población y evitará epidemias o pandemias. Al implementar en el laboratorio las nuevas técnicas rápidas, sencillas y económicas, se evita la resistencia bacteriana y el deterioro de la salud del paciente; además, se reducen costos por medicamentos y días de hospitalización por falta de un tratamiento eficaz. Por otra parte, se pueden evitar tratamientos empíricos: conociendo la sensibilidad de la bacteria se sabe con precisión cuál es el antibiótico de menor espectro y bajo costo para el tratamiento.

El libro describe paso a paso cuán importantes son la fase preanalítica, la toma y el transporte de las muestras y la siembra en medios de cultivo adecuados, para que se pueda aplicar en cualquier parte del mundo (sea un laboratorio sistematizado o manual, o un laboratorio con pocos recursos económicos). Las guías incluyen gráficas, fotos y figuras descriptivas de todos los procesos que hay en un laboratorio de bacteriología clínica. Lo vital es lograr que toda institución de salud tenga, al menos, el más simple laboratorio, pero que le dé al paciente la posibilidad de evitarle un deterioro en su salud por falta de este servicio. Se aspira a que las guías sean aplicadas a escala mundial, para mejorar la calidad de la salud, pues las enfermedades infecciosas, como la neumonía y la gastroenteritis, ocupan los primeros lugares de mortalidad en todo el mundo.

La conclusión de esta obra es que se deben unificar los reportes en bacteriología clínica con todas las muestras, así como aplicar los métodos nuevos, rápidos, sencillos y económicos para mejorar la salud de la población, pues así se puede hallar fácilmente la etiología de la enfermedad infecciosa sin invertir tanto en equipos costosos.

Este texto busca ayudar a todos los profesionales de la salud que tratan enfermedades infecciosas. Si el médico conoce las nuevas técnicas de laboratorio, las puede solicitar, y los profesionales que trabajan en el laboratorio las pueden aplicar, así como reportar oportunamente la etiología y saber cuál antibiótico sirve para el tratamiento del paciente. Así mismo, los enfermeros toman conciencia de cómo se deben tomar y manejar las muestras, y de la importancia de transportarlas lo más pronto posible al laboratorio, para su siembra. Al enseñársele al fisioterapeuta respiratorio que es peligroso no lavarse bien las manos o usar inadecuadamente las mascarillas, se le recalca la importancia de usar la protección suficiente para que no se contamine a sí mismo ni a los pacientes cuando hace las terapias respiratorias en un hospital. Y a los laboratoristas clínicos, los bacteriólogos, los microbiólogos y los biólogos se les inculcan los métodos de antibiogramas directos MOS y de enriquecimiento MOS, para que en 8 o 18 horas entreguen resultados preliminares de la sensibilidad antimicrobiana del microorganismo implicado en la enfermedad infecciosa.

Objetivos específicos

  • La parte 1, “Bases para el montaje de un laboratorio bacteriológico”, tiene como fin apoyar a la persona que desea montar o iniciar su laboratorio, mostrarle paso a paso cómo debe adecuar el espacio, cuáles son los materiales, los implementos, los insumos y los equipos que debe comprar. En un laboratorio de bacteriología clínica es importante tener varios tipos de incubación atmosférica y conocer las diferentes clases de esterilización y de desinfección; en caso de que el profesional quiera tener sus propios medios de cultivo, también debe saber cómo se preparan, aunque ya hay varias casas comerciales que los tienen listos para su uso. Sin embargo, es más confiable que los prepare personalmente el profesional, pues uno de los éxitos para recuperar las bacterias se relaciona con dónde y cómo se siembran las muestras para lograr la recuperación de las bacterias.
  • La parte 2, “Control de calidad”, habla de un aspecto vital, porque se pueden tener sensidiscos con rótulos en los cartuchos que tienen bien señaladas las fechas de expiración para uno o dos años, pero a veces los han dejado a temperatura ambiente, o los han tenido en sitios con calor, humedad, etc., y por ello están dañados. En cambio, si en el laboratorio se hace el control de calidad con las cepas ATCC o NCLC, se confirma la potencia del sensidisco y se tiene seguridad de que se está dando una sensibilidad eficaz y verdadera. Lo mismo sucede con la esterilización de los medios de cultivo o los instrumentos requeridos en el laboratorio: es preciso tener cero bacterias en los medios de cultivo, para que cuando crezca una colonia haya certeza de que esta proviene solo del paciente. Sin el control de calidad de las coloraciones, el profesional no puede garantizar sus resultados, si es una bacteria Gram negativa o positiva; y para el médico, dicha información es imprescindible, pues, por ejemplo, si está dando a una persona un tratamiento con un antibiótico para Gram positivos y la infección es por Klebsiella (una bacteria Gram negativa), puede, incluso, causarle la muerte a su paciente.
  • La parte 3 habla de los “Métodos básicos para procesar los análisis bacteriológicos”. La muestra en bacteriología puede estar bien tomada, bien sembrada, seguir todas las condiciones apropiadas, pero… si, por ejemplo, la muestra se deja en un mesón más de 2 horas, la mayoría de las bacterias morirán. Igualmente, si se sospecha de una infección como la gonorrea y se siembra la muestra en un agar MacConkey, nunca crecerá allí la Neisseria gonorrhoeae. Por ello, cabe recalcar que, según lo que el médico o el odontólogo sospechen de la afección, se debe sembrar en los medios de cultivo apropiados y en los ambientes atmosféricos adecuados para poder recuperar la bacteria. Sin el microorganismo aislado no hay cómo reportar; se puede tener el equipo más sofisticado, pero no va a servir de nada y habrá muchos cultivos “negativos”. Si el laboratorista no conoce sobre los espectros de los antibióticos o dónde actúan, se producirá otro macroerror; el antibiograma debe incluir antimicrobianos que lleguen al sitio de la infección: no se va colocar, por mencionar un ejemplo, una nitrofurantoína para una meningitis. Asimismo, se debe saber si se trata de una paciente que está en embarazo, si es un niño, si es un paciente con alergia a las penicilinas, etc. En esta sección se describen los diferentes métodos de antibiogramas, MIC, difusión en disco, Etest®, y se estandariza el reporte de los resultados. Actualmente, solo hay unificación en el mundo entero en cuanto a las orinas, pero no se tiene lo mismo con las demás muestras (como el cultivo de garganta, de las secreciones genitales, de las heridas o de las heces). Hay que reportar semicuantitativamente, como lo ha descrito J. Washington desde 1981, pues según la cantidad de bacteria aislada y la sintomatología del paciente se llevará a cabo el antibiograma, para saber cuál será el tratamiento adecuado para el paciente.
  • En la Parte 4 se tratan los “Métodos rápidos de detección e identificación”. En estos capítulos se dan a conocer las nuevas técnicas que hay en el mercado a escala internacional. No solo la bacteriología clínica se puede detectar con cultivos o con frotis de las muestras, ello también es posible con pruebas serológicas, muestras de sangre, de orina, de esputo, de heces y de secreciones. En esta parte se describen las técnicas de inmunocromatografía, que son rápidas y hoy día pueden detectar bacterias de difícil crecimiento, como la Chlamydia, la Helicobacter pylori, la Mycobacterium tuberculosis y la Clostridium botulinum, entre otras. La técnica de reacción de la polimerasa en cadena (PCR) es muy útil, porque busca los ácidos nucleicos de los microorganismos en la muestra, ayuda en los casos de tuberculosis (causada por la Mycobacterium tuberculosis) y evita esperar los 35 días, hasta ahora habituales, para el cultivo. La cromatografía de gas líquido puede lograr la identificación con la bacteria pura, o bien, puede detectar en un absceso, en pus o en líquido seroso la etiología de la infección. En el último capítulo se habla sobre las “Nuevas técnicas manuales rápidas”, inventadas por la autora del libro. Estas han demostrado que son tan sensibles y confiables como las técnicas estándares sistematizadas o manuales. Se describe la gran utilidad de los dos métodos: “Directo MOS” o “Enriquecimiento MOS”; estos solo requieren una caja de agar Mueller Hinton, un escobillón y ocho sensidiscos; y si se hace la de enriquecimiento, un tubo de caldo triptona soya o de algún medio de enriquecimiento. Por ello, todo laboratorio lo puede implementar, para dar un antibiograma preliminar en 8-18 horas después de recibida la muestra, y no requiere gérmenes aislados y puros; en cambio, en los sistematizados la bacteria debe estar pura. En los casos de sepsis o de fiebres atípicas se puede hacer un frotis de la sangre total para saber si en la sangre hay una bacteria o más de una, y qué tipo de Gram, para saber con qué antibiótico se debe iniciar el tratamiento empírico, o si hay presencia de hongos. Igualmente, si el laboratorio no tiene botellas o equipos especiales para hacer un hemocultivo, se describe una técnica sencilla para ayudar al paciente en el origen de la infección, y al médico u odontólogo, en el tratamiento. Por lo tanto, las guías ayudan a que la bacteriología clínica no sea tan lenta; describen técnicas sencillas, rápidas, económicas para conocer el causal de la afección y el tratamiento eficaz; les enseñan a los profesionales encargados de las infecciones a conocer, a tomar y a transportar correctamente las muestras de bacteriología, porque son las más vulnerables al dejarlas en los mesones de las instituciones de salud. ¡Esperamos así salvar muchas vidas!

Prólogo

Prefacio

Parte I. Bases para el montaje de un laboratorio bacteriológico

Capítulo 1. Adecuación del espacio, del material y de los implementos

  • 1.1. Adecuación del espacio
  • 1.2. Equipos
  • 1.3. Implementos
  • Test de autoevaluación

Capítulo 2. Tipos de incubación

  • 2.1. Temperatura
  • 2.2. Ambientes atmosféricos
    • 2.2.1. Anaerobio
    • 2.2.2. Facultativo
    • 2.2.3. Microaerofílico
    • 2.2.4. Aerobio
    • 2.2.5. Anaerobio aerotolerante
  • Test de autoevaluación

Capítulo 3. Tipos de esterilización y de desinfección

  • 3.1. Esterilización
    • 3.1.1. Calor húmedo (autoclaves)
      • 3.1.1.1. Medios de cultivo para autoclave
      • 3.1.1.2. Medios de cultivo para esterilización a vapor
      • 3.1.1.3. Material de vidrio
      • 3.1.1.4. Material de tela
  • 3.2. Desinfección
    • 3.2.1. Ambientales
    • 3.2.2. Nanotecnología

Capítulo 4. Preparación de los medios de cultivo

  • 4.1. Pesar los medios
  • 4.2. Disolver los medios
  • 4.3. Esterilizar los medios
  • 4.4. Envasar los medios
  • Test de autoevaluación

Parte II. Control de calidad

Capítulo 5. Esterilización

  • 5.1. Autoclave
  • 5.2. Medios de cultivo
  • 5.3. Material de vidrio
  • 5.4. Material de tela
  • Test de autoevaluación

Capítulo 6. Técnicas de coloración

  • 6.1. Coloración de Gram
  • 6.2. Coloración de Ziehl-Neelsen
  • 6.3. Coloración naranja de acridina
  • 6.4. Coloración de auramina y rodamina
  • Test de autoevaluación

Capítulo 7. Medios de cultivo

  • 7.1. Control bacteriológico
  • 7.2. Control de esterilización
  • 7.3. Control del pH
  • Test de autoevaluación

Capítulo 8. Antibiogramas

  • 8.1. Sensidiscos
  • 8.2. Epsilometría
  • 8.3. Medios de cultivo para los antibiogramas
  • 8.4. Cepas ATCC
  • Test de autoevaluación

Capítulo 9. Equipos sistematizados

Parte III. Métodos básicos para procesar los análisis bacteriológicos

Capítulo 10. Toma y recolección de muestras

  • 10.1. Recomendaciones para la toma de muestras
  • 10.2. Materiales para las tomas de muestras
    • 10.2.1. Recipientes estériles
      • 10.2.1.1. Orina
      • 10.2.1.2. Heces
      • 10.2.1.3. Semen
      • 10.2.1.4. Líquido prostático
    • 10.2.2. Hisopos, escobillones o aplicadores estériles
      • 10.2.2.1. Secreciones genitales
      • 10.2.2.2. Secreciones nasofaríngeas
      • 10.2.2.3. Secreciones en cualquier parte del cuerpo
    • 10.2.3. Jeringas o tubos al vacío con agujas
      • 10.2.3.1. Sangre
      • 10.2.3.2. Abscesos
      • 10.2.3.3. Líquido sinovial
      • 10.2.3.4. Líquido cefalorraquídeo
      • 10.2.3.5. Líquido amniótico
    • 10.2.4. Otros materiales
  • Test de autoevaluación

Capítulo 11. Transporte de la muestra

  • 11.1. Muestras frescas para sembrar
  • 11.2. Muestras en medios de transporte
  • 11.3. Bacterias aisladas
  • Test de autoevaluación

Capítulo 12. Frotis según las muestras

  • 12.1. Toma de la muestra para el frotis
  • 12.2. Procesamiento del frotis
    • 12.2.2.1. Coloración de Gram
    • 12.2.2.2. Coloración de Ziehl-Neelsen
    • 12.2.2.3. Coloración de naranja de acridina
    • 12.2.2.4. Coloración de auramina y rodamina
  • Test de autoevaluación

Capítulo 13. Siembra de la muestra

  • 13.1. Siembra de acuerdo con el origen de la muestra
  • 13.2. Formas de sembrar las muestras
    • 13.2.1. En rejilla
    • 13.2.2. En agotamiento
    • 13.2.3. En siembra masiva
    • 13.2.4. Siembra directa al medio de cultivo
    • 13.2.5. Siembra automatizada
  • Test de autoevaluación

Capítulo 14. Aislamiento

  • 14.1. Caldos
  • 14.2. Agares
  • 14.3. Semisólidos
  • 14.4. Selectivos
  • 14.5. Medios diferenciales
  • 14.6. Medios cromogénicos
  • 14.7. Factores que influyen en la recuperación de la bacteria
  • Test de autoevaluación

Capítulo 15. Identificación bacteriana

  • 15.1. Técnicas manuales
  • 15.2. Pruebas para la identificación semiautomatizadas
  • 15.3. Identificación automatizada
  • 15.4. Identificación por PCR
  • Test de autoevaluación

Capítulo 16. Diferentes técnicas de antibiogramas

  • 16.1. Técnicas para anaerobiosis
  • 16.2. Concentración Mínima Inhibitoria (MIC)
  • 16.3. Difusión en disco
  • 16.4. Modificaciones a la técnica de difusión en disco
    • 16.4.1. Técnica de Barry (overlay)
    • 16.4.2. Epsilometría (Etest®)
  • 16.5. Métodos sistematizados
  • 16.6. Otras pruebas para conocer la sensibilidad bacteriana
    • 16.6.1. Betalactamasa
    • 16.6.2. Betalactamasa de espectro extendido (BLEE)
    • 16.6.3. Topoisomerasas
  • Test de autoevaluación

Capítulo 17. Reporte de los análisis

  • 17.1. Resultado de los frotis
    • 17.1.1. Cuantitativo de Gram y ZN
    • 17.1.2. Semicuantitativos
  • 17.2. Resultados cuantitativos de los cultivos
  • 17.3. Resultados semicuantitativos de los cultivos
  • 17.4. Antibiogramas
  • Test de autoevaluación

Parte IV. Métodos rápidos de detección e identificación

Capítulo 18. Técnicas avanzadas para la detección e identificación microbiana

  • 18.1. Detección de bacterias
    • 18.1.1. Inmunocromatografía
    • 18.1.2. PCR
  • 18.2 Cromatografía de gas líquida
  • 18.3 Métodos sistematizados
  • 18.4 Espectrofotómetro de masa
    • 18.4.1. MALDI TOF
    • 18.4.2. DESI-MS
  • 18.5. Perspectivas: Pruebas y tecnologías para el diagnóstico de infecciones
  • Test de autoevaluación

Capítulo 19. Nuevas técnicas manuales rápidas

  • 19.1. Método de antibiograma directo MOS
  • 19.2. Método de antibiograma de enriquecimiento MOS
  • 19.3. Comparación del método manual directo de antibiogramas rápidos MOS con el método automatizado MIC
  • 19.4. Método de hemocultivos rápidos MOS
  • 19.5. Frotis de sangre directo
  • 19.6. Conclusión
  • Test de autoevaluación

Referencias

Glosario

Índice analítico

Libro acreditado por la Universidad Francisco de Vitoria.

Una vez que el alumno supere la prueba pertinente, se le otorgará el certificado que corresponde a la superación del curso.

  • Título: Curso de Bacteriología Clínica para los Laboratorios
  • Nº Horas Lectivas: 50
  • Equivalencia en ECTS: 2
  • Válido para Oposiciones, Carrera profesional y Bolsas de Trabajo.

imagen metodo

Tras formalizar la matrícula online, si desea prepararse con el libro impreso, lo recibirá en su domicilio en un plazo máximo de tres días. Si, en cambio, prefiere el libro en formato electrónico, podrá acceder a él en cualquier momento desde nuestra web.

Asimismo, a las 24-48 horas de haber formalizado la matrícula, recibirá las claves de acceso a la plataforma de formación online, en la que podrá realizar el examen de autoevaluación.

Este examen constará de 30 preguntas de tipo test con cuatro respuestas posibles. El alumno dispondrá de dos minutos para contestar cada pregunta. Por cada tres respuestas incorrectas, se restará la puntuación correspondiente a una respuesta correcta. Se aprobará con una nota de 5 puntos (sobre un máximo de 10).

La superación de este examen supondrá la obtención del certificado académico correspondiente.

La matrícula en este curso incluye tres elementos:

elemento1

Si elige el libro impreso, lo recibirá en su domicilio tres días después de haberse matriculado. Si su opción es el formato electrónico, podrá acceder a él en cualquier momento desde nuestra web. La obra contiene la totalidad del temario de la actividad formativa y su contenido es el objeto de estudio del curso.

elemento2

Un examen online. El alumno recibirá en su correo electrónico las claves de acceso a nuestra plataforma online. Allí, cuando haya estudiado el contenido del libro, podrá evaluar sus conocimientos realizando un test de 30 preguntas.

elemento3

Un certificado de aprovechamiento. Una vez aprobado el examen online, se le remitirá en formato pdf su certificado de aprovechamiento.

Si ya tiene el libro compre sólo la Evaluación Online

Volver arriba